+ Tiene la capacidad y las competencias para llevar a cabo procesos de
acompañamiento a nivel individual basadas en el uso de las Prácticas
Narrativas, propuestas por M. White y D. Epson, y en la conversación para
que las personas logren re-significar sus vidas y tomar decisiones acertadas
para vivir mejor.
+ Domina los “mapas de la práctica narrativa” propuestos por M. White y los usa para impulsar procesos narrativos que permiten a las personas reconocer las narraciones que las dominan y plantear narrativamente deseos y posibilidades de un futuro mejor.
+ Tiene capacidad y disposición para ir más allá e indagar en otros modos de la narrativa como enfoque para acompañar a las personas en sus procesos de cambio y transición.
+ Tiene la sensibilidad y la disposición para relacionarse con las personas en una relación horizontal de mutuo reconocimiento como sujetos que tienen en común las ganas de construir un mundo mejor.
+ Es crítica, con una mirada atenta que le permite mirar su práctica para
cuestionar los modos de producción de las vidas que socialmente no
merecen la pena vivirse.
+ Posee las herramientas metodológicas para aplicar el enfoque de prácticas
narrativas, es consciente de la responsabilidad que asume al hacerlo, cuenta
con la prudencia necesaria para conducir los procesos narrativos de manera
que fortalezcan capacidades en las personas para darse cuenta y elaborarse
como subjetividades desde sus identidades preferidas.
+ Está interesada en construir colectivo con otros profesionistas que trabajan haciendo práctica narrativa, para compartir los modos de hacer y aprender permanentemente de la experiencia de los otros.